Tres rutas para ser disciplinado

Por Mary Velázquez Dorantes|

Con el auge de las nuevas formas de vida, la tecnología en explosión, las innovaciones a la alza, resulta complicado que el ser humano se discipline. Es una realidad que las rutinas de la vida han congestionado al hombre moderno en un sinfín de multitareas; algunas sólo han servido para saturar la mente y el espacio, otras se quedan pendientes y relegadas por tareas urgentes.

Cientos de mensajes bombardean al individuo señalando que la disciplina es un método riguroso y cuadrado. Sin embargo, hoy más que nunca se requiere de ella para sobrevivir a la enorme batalla de desgaste emocional, físico y moral al que nos enfrentamos en el siglo XXI.

No existen fórmulas mágicas para avanzar en la hiperconectividad de tareas y compromisos. No obstante, hoy te presentamos tres rutas para ser disciplinado y aminorar la carga de tareas del día a día.

LA FUERZA DE VOLUNTAD COMO MOTOR

Hemos escuchado que, más allá de las fuerzas físicas que mueven al mundo, existe una fuerza mucho más poderosa que logra conquistar corazones, hacernos más humanos y, sobre todo, menos estresados y abatidos por la realidad que nos rodea: se llama voluntad.

Nuestra mente vive realidades de angustia, depresión y cansancio debido al ritmo acelerado que llevamos los seres humanos. La voluntad tiene un papel relevante y fundamental para evitar que cada segundo que pasa se convierta en una carga pesada.

Los científicos han descubierto que las personas que aumentamos el grado de voluntad vivimos con mayor disciplina y menos estrés; la mayoría de nuestras acciones es una cadena de malos hábitos, donde lo único que se requiere es cambiarlos de a poco. Es necesario cambiar la ruta de la velocidad en la que nos sumergimos y volvamos a hábitos de paz y calma. Sumado a ello se pueden crear actividades en las que el tiempo no sea la fuente de tensión. Los espacios de calma ayudan a tomar buenas decisiones, a generar mayor fuerza emocional, pero, sobre todo, a conectar con lo humano.

LA CONQUISTA DE NUESTRAS METAS Y SUEÑOS

El 60% de las metas que establece un ser humano promedio no se cumplen, la respuesta es la falta de disciplina para conquistarlas.  Cada acción con las que el individuo sueña tiene como motor la disciplina que se coloque para acceder a ellas; existen cientos de libros de auto ayuda que te invitan a no renunciar a los proyectos, metas y sueños. El común denominador de cada uno de ellos es establecer objetivos que sí se puedan cumplir, ser constantes y mantener una disciplina que conquiste cada uno de esos objetivos.

El éxito que el mundo exige no tiene nada que ver con la auto trascendencia del ser humano. Cada vez se piden más individuos esclavos del trabajo, del poder, del dinero y del llamado éxito social. Las redes sociales han emergido como un lugar de exigencias sobre estos ámbitos. No obstante, los sueños y las metas que hacen al hombre verdaderamente feliz nada tienen que ver con estos factores.

El hombre alcanza la felicidad cuando genera y cumple sus sueños. Sin embargo, la ciencia ha descubierto que la meta de cada sueño no es la que brinda la felicidad al hombre, sino que es el proceso y trayecto para conquistarla. Soñar en grande es una fuente de motivación humana y la disciplina es la herramienta fundamental para seguir haciéndolo.

LA CIENCIA DE LA FELICIDAD

Cada día aumentan las cifras de personas que sufren depresión, estrés, insomnio. Estas personas han declarado no ser felices en su vida. Algunos están en puestos de trabajo que no les gusta, otros se encuentran sin oportunidades de crecimiento y muchos más han simplemente renunciado a la felicidad. Detrás de este fenómeno existe nuevamente un factor común: la indisciplina con la que se observa el mundo y su cotidianidad.

El hombre actual vive y experimenta el mundo con desencanto y desgano, por ello sus exigencias sobre la felicidad están muy alejadas. Algunas de las cosas que más felicidad producen están estrechamente ligadas con la disciplina. Científicos norteamericanos han demostrado que lo más importante para estar sanos y felices son las relaciones humanas que establecemos. Las sugerencias que ellos hacen es mantener una sana disciplina de encuentros con personas que nos hagan crecer espiritualmente.

Mientras que en la Universidad de Harvard se descubrió que la disciplina ayuda a valorar el amor por encima de un día malo, señalando que se requieren más seres humanos capaces de establecer hábitos y rutinas disciplinadas para ser mucho más felices.

Tips para ser disciplinado

Duerme 8 horas diarias

Establece hábitos saludables

Crea relaciones significativas

Realiza listas de tareas y establece margen de cumplimiento para cada una de ellas

Renuncia a lo que te roba atención y te provoca estrés

Pero, sobre todo, no creas que es tarde para comenzar

Entiende que el dinero no lo es todo

Twitter: @mary_dts

Let's block ads! (Why?)

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.