Una oración para que el día tenga fruto

Te adoro, oh Dios mío, y te amo de todo corazón.

Te doy gracias por haberme creado, por haberme hecho cristiano y por haberme preservado esta noche.

Te ofrezco las acciones de este día. Concédenos que todos ellos sean de acuerdo con Tu santa Voluntad, y por Tu mayor gloria.

Sálvame del pecado y de todo mal.

Que tu gracia esté siempre conmigo.

En el Nombre de Jesús.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.