Una oración para la perseverancia

Señor Jesús, tú dabas gracias al Padre
cuando veías a alguien rezar con fe.
Danos la gracia de la oración constante
enviándonos tu Espíritu Santo.

Tenemos que buscarte menos
y mejor reconocer que estás ahí
en todos y cada uno de nosotros
para que nazcas en el mundo.

Gracias por este don de la oración
que nos pone en un estado de paz,
que nos procura fuerza y consuelo
para soportar los sufrimientos de la vida.

Danos siempre en el momento apropiado
la oración que necesitemos hoy.
Sé nuestro apoyo en el combate espiritual
que luchamos en la noche y el desierto.

Haznos victoriosos sobre el odio
por el poder de tu santo nombre.
Que irrigue nuestro corazón como una fuente
cuando ya no sepamos rezar más.

Lee esta oración en el blog de Jacques Gauthier.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.