¿Qué tienen en común Papa Francisco y Mafalda?

¿Qué tienen en común el actual sucesor de Pedro, el papa Francisco y el personaje de historieta creado por Quino, la queridísima Mafalda?

Bueno, los dos son argentinos, muy populares e internacionalmente reconocidos; a los dos les preocupa la paz mundial, los derechos humanos y hacen llegar sus mensajes con un toque de ironía y mucha sabiduría.

Pero hay algo negativo que también rodea a estos dos famosos personajes y es que son continuamente víctimas de “fake news” (noticias falsas). Aprovechando la facilidad de acceso, con las nuevas tecnologías, a fotos y aplicaciones que pueden modificar o agregar una frase a la foto, cualquiera tiene el “poder” de hacer decir algo a algún personaje famoso, que en realidad nunca dijo.

Tanto es el uso indiscriminado de estas figuras que muchas veces al ser tan grande el bulo de dimes y diretes que ha ocasionado una fake news sobre el papa o Mafalda, que se tuvo que llegar a las rectificas oficiales del Vaticano o del mismo papá de Mafalda, Quino.

Por ejemplo en México se corrió algunos años atrás que Mafalda fue atropellada por un camión que contenía lo que ella más odiaba, la sopa, y su autor tuvo que desmentir esta absurdidad. Ni que hablar con lo que dice el papa Francisco, ya es cosa de todos los días. El pontífice es continuamente víctima del uso inapropiado de su imagen y sus palabras, incluso ha llegado a ser descaradamente usado para campañas políticas y publicidades varias.

¿Pero cómo hacer para no caer víctima de estas noticias falsas? Muy simple, corroborar siempre con los medios oficiales, o periodísticamente reconocidos. Por ejemplo Mafalda tiene su sitio oficial que es el siguiente: quino.com.ar, allí también encontrarás sus redes sociales. Todo lo relativo a papa Francisco lo puedes hallar en el sitio oficial del Vaticano vaticannews.va también con sus respectivas redes sociales oficiales.

Recuerda siempre que la tecnología bien usada, puede ser muy provechosa, hoy tenemos una gran herramienta al alcance de nuestras manos. Pero como cualquier herramienta, puede ser usada para construir o destruir: siempre está en nosotros el cómo usarla.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.