Venezuela: “Todos los días mueren decenas de Guacarán”

Su petición en Twitter fue sencilla pero elocuente: “Saludos a todos. Yo Adrián Guacarán solicito con urgencia para mí, Aldactone de 100 miligramos. Dios les pague”. Era la última frase pública que se conoce del cantante que en 1985, a la edad de 11 años, interpretó “El Peregrino” durante una misa, conmoviendo al papa Juan Pablo II en su primera visita a Venezuela.

La muerte encontró a Adrián Guacarán con 44 años de edad. Tenía pocas horas de haber sido recluido en el Hospital Domingo Luciani de Caracas, debido a la insuficiencia renal que lo aquejaba. Su muerte, más allá de la connotación religiosa o artística que la envuelve, ha generado mucho impacto en la población debido a que falleció sin encontrar los medicamentos.

Es cierto que muchos venezolanos fallecen sin encontrarlos. Incluso, muchos los han solicitado con vehemencia en las redes sociales como hizo este artista que, luego de aquel encuentro con Juan Pablo II, lo visitó en el Vaticano y hasta fue contratado en algunos canales de televisión. Precisamente, por ser una figura pública, Adrián Guacarán, sea un nombre muy conocido que cae víctima del terrible drama sanitario que se vive en el país bolivariano.

Sheila de Guacarán, su esposa, habló con El Nacional y confirmó que la insuficiencia renal conllevó a que se llenara de líquido hasta su colapso. Explicó que la familia tuvo dificultades para conseguir los medicamentos. “Se necesitaron urgentemente albúmina y aldactone (diurético), pero en el Hospital Domingo Luciani, donde murió Guacarán, no había disponibilidad”.

Por otra parte, al caso de Adrián, en los últimos días otro video que circuló en redes sociales dio cuenta de una venezolana de 50 años de nombre Belkis Solórzano que manifestó el siguiente mensaje dentro de una campaña solicitando medicamentos: “Soy paciente trasplantada va a hacer trece años y actualmente perdí mi riñón por falta de medicamentos”.

A las pocas horas, dan cuenta las crónicas, murió.

De acuerdo con las leyes, el Gobierno de Nicolás Maduro es el principal responsable de la dotación de medicamentos en los hospitales públicos y en el sistema de salud en general. Así lo señalan los venezolanos en medio de la censura y la autocensura informativa, cada vez más notoria en el país.

Andrés Velásquez, un dirigente político y diputado a la Asamblea Nacional por el estado Bolívar, justo la entidad a la que Adrián Guacarán fue en 1985 para interpretar “El Peregrino”, ha sido una de las voces que este 17 de noviembre se levantó para realizar la denuncia contundentemente.

“Con la triste noticia de la muerte de Adrián nos invade una mezcla de sentimientos por el recuerdo del niño que con su canción El Peregrino, desde la Guayana que no se resigna, nos sublimó a Juan Pablo II y a todos los venezolanos”, dijo en su cuenta de Twitter. “Todos los días mueren de mengua decenas de Guacarán”, acotó el ex candidato presidencial.

El también diputado a la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, y ex presidente de la AN, lamentó el fallecimiento de Guacarán y dijo que fue por falta de medicamentos. “Falleció por falta de medicinas, como muchos otros venezolanos. Los demócratas debemos superar esta pesadilla y devolverle a nuestro país el bienestar que una vez tuvo”, sostuvo Allup.

Siempre con la Iglesia. Adrián Guacarán se desempeñaba como investigador legislativo del Parlamento Nacional, desde donde también se emitió un comunicado enviando condolencias a su esposa, hijo y demás familiares y amigos. Otra diputada, Marialbert Barrios, igualmente expresó que “la falta de acceso a medicamentos oportuno se lo llevó antes de tiempo”.

Guacarán se dio a conocer con apenas 11 años de edad, en una misa que el “Papa viajero” Juan Pablo II celebró en Ciudad Guayana, el 29 de enero de 1985. Se ganó el afecto tanto del Santo Padre como de todos los venezolanos.

Durante los actos de beatificación y canonización de Juan Pablo II, replicados en Venezuela, el 1 de mayo de 2011 y el 27 de abril de 2014, respectivamente, Adrián Guacarán participó y recordó “El Peregrino” en las ceremonias. Además, compartió con autoridades de la Iglesia como el cardenal Jorge Urosa Savino y con el entonces nuncio apostólico monseñor Pietro Parolín, luego cardenal y actual secretario de estado de la Santa Sede.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.