La gratitud silenciosa no es mucho para nadie.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.