El mejor entrenamiento cerebral que puedes hacer

Un grupo de investigadores de la Universidad de Stanford han investigado lo que sucede en el cerebro mientras la persona lee libros de literatura.

Los investigadores escasearon el cerebro de un grupo de personas, recolectando imágenes de la actividad cerebral por medio de la resonancia magnética, mientras las personas leían libros de Jane Austen.

Los resultados de la investigación indicaron un aumento sorprendente e inesperado del flujo sanguíneo en diferentes regiones del cerebro.

La actividad cerebral y el flujo sanguíneo durante la lectura va mucho más allá del área cerebral asociada a la función ejecutiva de prestar atención a una tarea, es decir, la tarea de lectura.

Una de las responsables de la investigación, Natalie Philips, PhD, explicó que dedicarse con atención a la lectura “requiere la coordinación de múltiples funciones cognitiva complejas”.

El flujo sanguíneo también aumenta significativamente durante la lectura placentera, en diferentes áreas del cerebro.

Phillips cree que cada estilo diferente de lectura puede crear patrones distintos en el cerebro, lo que volvería la lectura una actividad mucho más compleja y benéfica para el cerebro que ver la televisión o jugar juegos, por ejemplo.

El experimento se concentra en la atención literaria, o sea, en la dinámica cognitiva de los diferentes tipos de atención que un lector trae para sí en el momento de la lectura.

Phillips subraya además que uno de los principales objetivos del estudio es investigar el valor del estudio de la literatura.

Además de incentivar buenos escritores, lectores y pensadores, ésta se interesa en descifrar cómo la lectura termina siendo un entrenamiento cerebral amplio y eficaz.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.