Diseña e imprime en 3D un brazo para su hijo

Sol, el hijo de Ben Ryan, perdió su brazo izquierdo poco después de nacer debido a un coágulo de sangre. La amputación no arrebató a Ben la euforia de ser padre, pero sí le pareció inaceptable que le dijeran que Sol tendría que esperar un año para recibir un brazo prostético. Entonces, este profesor de psicología se sumergió en investigaciones hasta que elaboró un diseño que podía imprimirse en 3D.

El diseño utiliza una pequeña ampolla de líquido que permite al usuario doblar el pulgar apretando la ampolla bajo su axila. Puesto que el pulgar es la única pieza móvil, el brazo puede sostener el peso de un bebé mientras gatea y es lo bastante resistente como para sobrevivir a un berrinche de mal genio.

Aunque la prótesis no está perfeccionada, Ryan ya ha recibido peticiones de 160 familias para brazos de tamaño infantil. Esta marea de peticiones ha llevado a Ryan a crear una empresa llamada Ambionics, que iniciará una prueba de sus brazos prostéticos con 20 familias.

Ryan utiliza un escáner de Xbox para crear imágenes digitales del miembro residual, de manera que pueda imprimir la junta en 3D. Las familias que trabajan con Ryan le enviarán los escaneos que él usará para modelar e imprimir en 3D sus prótesis.

El ensayo beta de Ryan empezó en octubre, cuando ajustó su primer prótesis en otro niño de Gales.

Ryan afirma que puede hacer todo el sistema del brazo por entre 150 y  250 dólares, por valor de materiales y tiempo.

Además, explica que sería necesaria menos de una semana ─en contraste con los varios meses de espera para una prótesis del sistema sanitario inglés─ para modelar e imprimir una junta nueva para un niño si ya le quedara pequeña la anterior o la hubiera extraviado.

Por maravilloso que sea el proyecto, todavía quedan algunos obstáculos que Ryan ha de considerar. Para poder sacar los brazos al mercado, primero deberían ser certificados médicamente, un proceso que inevitablemente incrementaría el precio. Por ese motivo, Ryan está planteándose poner sus diseños accesibles en el popular recurso de impresión 3D Enabling the Future (e-NABLE), donde sería gratuito para todo el mundo.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.